¡A la piscina!

¡ A la piscina!

Comparte con nosotros tu cuento favorito

Ya estamos de vacaciones, por fin se acabó el cole y tenemos tiempo libre para hacer muchas cosas; ir a la piscina, quedar con los amigos, hacer excursiones o irnos de viaje…

Este fin de semana Proteíno invitó a sus amigos a su casa, ya estaban de vacaciones y no querían perder ni un segundo.

Tenían pensado ir a la piscina de casa de Proteíno y pasar la tarde juntos.

Una vez todos reunidos, Ed les contó a sus amigos el plan que le había preparado su padre para el fin de semana. –Nos vamos a ir a hacer una ruta vietnamita- dijo, mientras sus amigos le miraban con cara de no saber que era esa ruta. Ed les explicó que una ruta vietnamita, es una excursión por el cauce de un río, y como ahora hace tanto calor y tenemos que protegernos de tanto sol, era una actividad refrescante, y además divertida.

Mientras Ed terminaba de contarles los detalles de su excursión, Vitamín contó que sus padres querían irse a la playa –A mi me encanta pasar el día en la playa, mi madre nos prepara bocadillos riquísimos y mucha fruta y agua para aguantar bien el día. Hacemos castillos de arena, saltamos olas y buscamos cangrejos de roca, el año pasado atrapé un montón y cuando los solté todos se escondían entre los agujeros de las rocas.

Poco a poco todos se fueron animando y contando las cosas que tenían preparadas para el verano: Hdoso se iba con sus abuelos al pueblecito donde vivían, y donde tenía muchos amigos porque iba todos los años.

Aceitito se había apuntado a una granja escuela donde vería muchos animales, y ¡Hasta aprendería a ordeñar vacas!

Estaban entusiasmados escuchando los planes de sus amigos, y sin darse cuenta ¡Se había pasado la tarde entera! Salieron de la piscina bien fresquitos.

Todos tenían unos planes estupendos para estas vacaciones, y quedaron en intercambiar direcciones para enviarse postales desde los lugares donde pasaran los días y así estar en contacto aunque estuvieran lejos.

Mientras esperaban a que sus padres fueran a recogerles para volver a casa, se despidieron hasta septiembre cuando volvieran al colegio.

Pastel de calabacín y queso

De primero

Elaboración

  • Picamos la cebolla muy finita y la ponemos a pochar con la margarina y el aceite. Una vez que la cebolla se ha tornado cristalina, añadimos los calabacines troceados. Cuando las verduras están cocinadas, sacamos del fuego y escurrimos la grasa.
  • Agregamos los huevos y la nata líquida y pasamos todo el conjunto por la batidora hasta que nos quede una masa fina.
  • Ponemos a punto de sal y nuez moscada y vertemos en un molde alargado de horno engrasado con un poco de mantequilla, y lo tapamos con papel de aluminio u otro resistente al calor para que no se nos tueste en la parte superior
  • Precalentamos el horno y dejamos cocinar a 180 ºC durante 1 hora aproximadamente. 
  • Para asegurarnos de que está cuajado, pincharemos con un cuchillo y si lo sacamos limpio, el pastel está cuajado.
 

Ingredientes

  • 1/2 kilo de calabacín
  • 200 ml de nata líquida
  • 4 huevos 
  • 50 grs de cebolla 
  • 40 grs de margarina 
  • 1/2 dL de aceite de oliva 
  • Nuez moscada y sal al gusto